El primer mes de vida de un oso panda en imágenes

El vídeo muestra la evolución de un oso panda en los primeros 30 días de vida. Nace "pelón" y pasados los 20 días comienzan a verse sus manchas negros

0
374

El oso panda está en peligro crítico de extinción, de ahí que ver cómo evoluciona este mamífero en su primer mes de vida es todo un regalo.

El embarazo del oso panda dura entre 100 y 160 días. La mayor parte de nacimientos se producen en agosto o septiembre. Lo habitual es que nazcan una o dos crías y, excepcionalmente tres, pero en la mayoría de los casos solo prospera uno de los cachorros. La gestación tan corta que los recién nacidos son pequeñísimos, en comparación con su tamaño de adulto. Pesan al nacer en torno a los 100 gramos, pero el oso panda puede multiplicar por 1.000 su peso al llegar a adulto. Aunque se ve minúsculo e indefenso, se hace notar, pues no para de emitir chillidos, que tienen como función evitar ser aplastado por la madre.

El vídeo muestra la evolución de un oso panda en los primeros 30 días de vida. Nace prácticamente “pelón” y pasados los 10 días comienzan a verse ya sus típicos ojos rodeados de pelo negro.

La madre alimenta a su cachorro amamantándolo, y el osezno alcanza un kilo y medio a las siete semanas de vida, momento en que, finalmente, abre los ojos. A los dos meses el oso panda todavía no hace más que dormir y mamar tres o cuatro veces al día. A los tres meses ya se muestra más activo y sus movimientos empiezan a ser coordinados.

El destete se produce a los nueve meses, aunque no abandona a la madre hasta cumplir los 18 meses. En lo que respecta a la madurez sexual, no llega hasta los seis o siete año de edad.

El primer mes de vida de un oso panda en imágenes
5 (100%) 1 voto

Dejar respuesta