La mítica ladrona de joyas de 86 años Doris Payne a la cárcel por mangar en un súper

Una anciana ladrona que se hizo célebre por robar millones de dólares en joyas durante varias décadas se encuentra de nuevo tras las rejas por robar en un Walmart

0
474
ladrona
Doris Payne | EFE

EFE | Una anciana ladrona que se hizo célebre por robar millones de dólares en joyas durante varias décadas se encuentra de nuevo tras las rejas por sustraer mercancía en una tienda Walmart, informó la policía del condado de DeKalb en Georgia.

Doris Payne, de 86 años, fue arrestada este martes por violar los términos de su libertad condicional tras ser descubierta presuntamente robando productos por un valor de 86,22 dólares.

De acuerdo con el informe policial, un empleado de la tienda habría visto a Payne sacar cosas del carrito de compras para introducirlas en su cartera.

El Departamento de Supervisión Comunitaria (DCS), que tiene bajo supervisión a quienes están bajo libertad provisional, indicó en un comunicado que Payne se encuentra detenida sin derecho a fianza desde ayer en una prisión del condado de DeKalb.

“DCS cree en darle oportunidades a personas que han cometido delitos para hacer cambios positivos bajo nuestra supervisión, apoyo individual, programas y asistencia”, indicaron las autoridades a medios locales.

“No obstante, la seguridad de los ciudadanos de Georgia y la protección de toda propiedad es nuestra mayor preocupación”, agregaron.

Payne, que cuenta con una larga carrera de hurtos, alcanzó notoriedad en 2013 después de que Netflix realizara un documental sobre su vida titulado “The Life and Crimes of Doris Payne”, en el que la anciana reflexionaba acerca del robo de joyas por valor de más de 2 millones de dólares que llevó a cabo alrededor del mundo a lo largo de seis décadas.

Payne fue arrestada el año pasado por tratar de robar un collar de diamantes valorado en 2.000 dólares de una joyería en un centro comercial en DeKalb.

No obstante, en ese momento no fue encarcelada sino que quedó en libertad condicional y fue obligada a llevar un monitor electrónico en su tobillo.

Esta vez, por haber violado los términos de su libertad condicional con este supuesto robo, Payne vuelve a la cárcel en espera de sentencia.

Valora este artículo

Dejar respuesta