Mata de un disparo a su novio intentando grabar un vídeo para YouTube

Él sostenía un grueso libro sobre su pecho y esperaban que las páginas parasen la bala, pero no fue así y el vídeo no fue a YouTube, sino al juez

0
3445

La pareja protagonista de esta historia no calculó el riesgo de su ocurrencia para ganar unos pocos de seguidores en YouTube, algo que les costó tan caro como la vida de él y la previsible cárcel de ella.

Los hechos sucedieron en Minnesota (Estados Unidos) cuando Monalisa Pérez, de 19 años, disparó a su novio Pedro Ruiz, de 22. Él sostenía un grueso libro sobre su pecho y ella accionó un arma de fuego a treinta centímetros esperando que la bala quedase atrapada entre las páginas, pero no fue así.

Horas antes de intentar grabar el vídeo del desastre, Monalisa advirtió en sus redes sociales: “Vamos a grabar el vídeo más peligroso hasta ahora”, asegurando además que había sido idea del fallecido, que no podía imaginar entonces su fatal desenlace.

En cuanto comprobó que su novio estaba herido llamó a una ambulancia, pero los sanitarios ya no pudieron hacer nada por su vida. Monalisa también avisó a la policía, que requisó el arma, del calibre 50, y las dos cámaras que habían registrado el momento del disparo.

De momento, la chica está en libertad bajo fianza de 7.000 dólares, habiendo influido en esta medida su embarazo de seis meses, pero se enfrenta a cargos de homicidio involuntario que podrían llevarla diez años a la cárcel. Y todo por hacerse famosos en la red.

Valora este artículo

Dejar respuesta