Una rusa denuncia haber sido violada por un Pokemon

Una rusa se quedó dormida jugando a Pokemon Go y al despertar tenía uno sobre ella misma. A partir de ahí, suponemos que su imaginación voló

0
805

Una rusa se quedó dormida jugando a Pokemon Go y al despertar tenía uno sobre ella misma. A partir de ahí, suponemos que su imaginación voló, pero lo cierto es que se fue directa a la comisaría más cercana para denunciar por violación a la criaturita.

La policía no se tomó en serio lo que decía la mujer, así que le aconsejó que solicitara ayuda psicológica de inmediato. Según parece, la obsesión por el juego le causó una pesadilla y alguna especie de trauma.

El relato oficial no tiene desperdicio y asegura que la mujer acudió a las dependencias policiales convencida de haber sufrido “abusos sexuales graves por parte de un Pokemon gigante”. Es más, según ella, se despertó y lo pilló in fraganti. ¿Imaginas la cara de los policías al oír semejante historia?

Pikachu 'guarrón'
Pikachu ‘guarrón’

La mujer, insistiendo, contó que al despertarse y saltar asustada el Pokemon gigante desapareció, pero en la aplicación de su móvil lo seguía viendo justo sobre su cama. Lo peor es que antes de dirigirse a comisaría se lo comentó a su marido, cuya respuesta se desconoce… aunque sea mejor no saberla. Tampoco se sabe qué tipo de Pokemon era en concreto, aunque la historia no pueda ser más surrealista. Y todo por la fiebre desatada por el dichoso jueguecito.

Una rusa denuncia haber sido violada por un Pokemon
5 (100%) 2 votos

Dejar respuesta