Bruno, el perro que sobrevivió 27 días atrapado en un pozo

Casi un mes. Concretamente 27 días. Ese es el tiempo durante el cual nuestro protagonista, Bruno, estuvo atrapado en un pozo al que cayó

0
435
Bruno
Bruno, un milagro con patas

Casi un mes. Concretamente 27 días. Ese es el tiempo durante el cual nuestro protagonista, Bruno, estuvo atrapado en un pozo al que cayó y del que logró salir vivo tras ser rescatado. “Este perro, Bruno, tiene un verdadero entusiasmo por la vida y una determinación para vivir”, afirmó a la CBC John Billesberger, dueño del can, pocos días después de que el Labrador Retriever fuera encontrado en el lodazal que era el fondo de un pozo olvidado que tenía una profundidad de tres metros.

John y Cindy Billesbereger, que viven en una granja en Estevan, la ciudad más grande de la provincia de Saskatchewan, en Canadá, tienen tres retrievers. El 17 de septiembre John fue a trabajar en sus campos. “Los perros están llenos de energía y me siguieron”, afirmó Billesberger. No recuerda haber prestado mucha atención a los animales, pero cuando regresó se dio cuenta de que uno de los perros no estaba.

“Bruno nunca volvió”, afirmó John, destacando que era algo inusual. “A Bruno le gusta su comida, siempre viene a cenar“. En seguida, la pareja se puso a buscar a su perro de siete años.

bruno

Nada, no aparecía. Mientras los días pasaban, ellos expandían su búsqueda. Finalmente, el 14 de octubre, fue descubierto. “Fue a casi un kilómetro de casa”, dijo John. Se percató de que uno de sus otros perros no paraba de merodear por una zona en la propiedad del vecino. Cuando fue a comprobarlo, apartando la hierba, encontró a su perro perdido.

“Él levantó su cabeza, pero no pudo ni ladrar“, afirmó John, quien quedó estupefacto porque su perro estuviera aún vivo tras 27 días allí encerrado. “No podía creerlo porque habíamos buscado en todas partes”, dijo. “Fue increíble que lo encontráramos“.

Lo siguiente era sacar a Bruno del pozo. “Llamé a mi hijo, quien vino con unas cuerdas”, afirma John. El chaval saltó al interior del pozo, recogió a Bruno del lodo y lo subió hasta su padre.

“Entonces lo metimos en el camión y lo llevamos al veterinario en Esteban. Se portaron de forma excelente y cuidaron muy bien de él”, añade John.

Bruno at vets

John afirmó que durante el tiempo que el perro estuvo atrapado llovió durante un par de días, así que lo único que tenía disponible el perro para sobrevivir era algo de agua. Bruno perdió entre 16 y 16 kilos durante su padecimiento. Cuando llegó al veterinario, apenas pesaba 22.

John dijo que el perro estaba apenas inconsciente y nada sensible cuando lo sacaron, pero desde entonces ha mejorado. “Ahora está mucho mejor”, afirma, “nos reconoce y estamos muy esperanzados“.

Sin embargo, el padecimiento por el que había pasado Bruno era tal, que el veterinario local recomendó cuidados adicionales en la Escuela Veterinaria de la Universidad de Saskatchewan, en la ciudad de Saskatoon, and Cindy Billesberger llevó al animal allí la pasada semana.

“Espero que pueda llevármelo a casa antes de que pase demasiado tiempo“, afirmó John, quien destaca que la principal preocupación de los veterinarios es un fallo renal que sufrió aunque, hasta ahora, los resultados de las pruebas afirman que no debería tener daño a largo plazo.

El perro aún está bajo tratamiento y padece anemia.

“No estábamos seguros de que fuera a conseguirlo”, afirma su dueño. “Cada día que pasa el veterinario dice que las cosas van a mejor, así que somos muy optimistas“.

El pozo ha sido rellenado.

Bruno, el perro que sobrevivió 27 días atrapado en un pozo
Valora este artículo

Dejar respuesta