El Papa Francisco vuelve de Colombia con un ojo morado de “una piñada”

"Fue solo un momento, fui allí para saludar a los niños, no vi el cristal y boom". Así explicó el Papa Francisco lo ocurrido. "Me di una piñada, estoy bien"

0
3059
Con un corte en la ceja y un cardenal acabó el Papa su viaje a Colombia

El Papa Francisco ha terminado su viaje a Colombia con un moratón tremendo en el ojo. ¡Menos mal que se grabó el momento en el que se lo hizo! Si no, ya las mentes más malpensadas estarían elucubrando…

Todo ocurrió mientras viajaba en el Papa-Móvil en una acto en Cartagena de Indias. Quiso acercarse a un niño que le estiraba el brazo para saludarlo cuando el vehículo frenó y el pontífice acabó empotrándose con una esquina del parabrisas.

Así, el Papa Francisco acabó con un corte en la ceja y un hematoma en el pómulo, claramente visibles en los actos posteriores. Incluso en su hábito se veían los restos de sangre.

Lo mejor de todo es que se lo tomó con humor. “Tengo el ojo como compota”, dijo. Y resumió con estas palabras el accidente: “Fue solo un momento, fui allí para saludar a los niños, no vi el cristal y boom”. Pero sus mejores palabras fueron estas: “Me di una piñada (puño o golpe), estoy bien”.

Le aplicaron hielo y una tirita, pero el moratón era evidente

Moratón y sangre en el hábito
El porrazo no impidió que prosiguieran los actos religiosos
A pesar del golpe o “piñada”, el Papa no dejó de sonreír
El Papa Francisco vuelve de Colombia con un ojo morado de “una piñada”
5 (100%) 1 voto

Dejar respuesta