La nueva vida del gato con rastas descuidado por un enfermo de Alzheimer

El gato convivía con un anciano que a causa de su enfermedad olvidó cuidarlo correctamente, hasta el punto de que llevaba años sin cortarle el pelo

0
4969
Sí, debajo de eso había un gatito

Esta historia es triste, pero al menos tuvo un final feliz para el gato, al que se liberó de la pesada carga de pelo que portaba a modo de ‘rastas’.

El felino convivía con Paul Russel, un enfermo de Alzheimer que con su empeoramiento olvidó cuidar a la mascota de forma correcta. Así, sin querer hacerle daño al animalito, descuidó su higiene básica y el pelo le fue creciendo tanto que apenas podía moverse.

3b9144a700000578-4057230-horrifying_photographs_show_a_neglected_calico_cat_named_hidey_w-a-4_1482397187580Cuando unos parientes lejanos del enfermo, que tiene  82 años, intervinieron para ingresarlo en una residencia de ancianos también llevaron el gato a un veterinario. Fue entonces cuando el especialista retiró casi dos kilos de pelo sobrante a Hidey, el minino que ahora corretea felizmente liberado de su “prisión peluda”. Una nueva vida se ha abierto ante los ojos del pequeño animal, que ahora no se está quieto ni un segundo.

Ha sido adoptado por los parientes del enfermo, que explican cómo poco a poco se ha ido adaptando a su nueva situación: “al principio estaba muy asustado, se escondía bajo los muebles, pero ya duerme feliz sobre su camita”.

Esta historia nos recuerda a otra que ya te contamos: ¿sabes lo que pasa si no esquilas a una oveja durante cinco años?

3b9144a300000578-4057230-a_person_is_seen_shaving_off_hidey_s_matted_fur_as_she_lies_on_a-a-5_1482397187589
Hidey, en pleno proceso de ser afeitado… o más bien esquilado.
¡Qué contento está ahora nuestro amigo Hidey!
¡Qué contento está ahora nuestro amigo Hidey!
La nueva vida del gato con rastas descuidado por un enfermo de Alzheimer
3.6 (71.43%) 7 votos

Dejar respuesta