Un loro revela que su dueña mató al marido al repetir sus últimas palabras

El loro, llamado Bud, presenció el ataque y repitió las últimas palabras del difunto: "Don't fucking shoot!" ("¡No dispares, joder!")

0
3752

Glenna Duram creyó haber cometido el crimen perfecto para deshacerse de su marido, Martin, pero no contó con un pequeño detalle: el loro que tenían como mascota “cantaría”.

El animal presenció el ataque y repitió las últimas palabras del difunto: “Don’t fucking shoot!” (“¡No dispares, joder!”). Y sí, esto fue tomado tan en cuenta por el jurado que fue declarada culpable de asesinato en primer grado.

El loro gris, llamado Bud, intentaba reproducir dos voces distintas gritando, pero las palabras finales se entendían perfectamente.

Según la madre del fallecido, Bud siempre había tenido una gran facilidad para repetir cualquier cosa que se dijera en su presencia, incluso tacos, algo que esta vez resultó determinante para conocer la verdad.

Un loro revela que su dueña mató al marido al repetir sus últimas palabras
4.3 (86.67%) 3 votos

Dejar respuesta