La rara alteración genética de una niña de 11 años desconcierta a los médicos

"Al cumplir dos años nuestra hija dejó de crecer", dice la madre de Parisikha, una niña india de 11 años que mide 58 centímetros y no llega a los diez kilos

0
2930

Parisikha Das es una niña india de 11 años de edad que apenas mide 58 centímetros y no llega a los diez kilos de peso. Es muy querida entre sus familiares y vecinos, que la consideran una “pequeña especial de Dios”, pero su alteración genética trae de cabeza a los médicos que la atienden.

Parisikha vive en Assam, un pueblo al norte del país, y suele recibir visitas de personas que pese a vivir en puntos lejanos de la Inda desean conocerla para mostrarle su respeto y recibir “sus bendiciones”.

“Nuestra hija es la niña más querida del pueblo, todo el mundo la adora y vienen a visitarla”, se congratulan sus padres al contar que muchas personas vienen a visitar a la niña y, aunque ella no puede hablar, juega durante horas con quienes se acercan.

Pese a ello, lamentan la extraña enfermedad de su hija pequeña, que tiene dos hermanos de 13 y 15 años absolutamente normales. “Cuando me quedé embarazada por tercera vez no tenía ninguna preocupación y no hubo problemas durante los nueve meses, así que no me mediqué y el parto fue normal”, recuerda la señora Das.

Sin embargo, algo fallaba. “Parasikha era una niña pequeñita y débil, pero no nos dimos cuenta de que tenía algún tipo de enfermedad hasta que tenía dos años y dejó de crecer”.

“Los médicos nos dijeron que ella tiene problemas de tiroides, pero solo pueden tratarla los especialistas y la falta de dinero no nos permite llevarla a grandes hospitales”, lamenta la madre, preocupada porque “amo a mi hija y ella ni siquiera tiene completa su dentadura, simplemente dejó de crecer y lleva nueve años estancada”.

Valora este artículo

Dejar respuesta